Traductor

Ninguna familia es perfecta



A muchos, nos han enseñado que la familia perfecta o ideal es la formada por un padre y una madre casados, con una relación conyugal perfecta y con 2 hijos (la parejita : niño y niña) súper, y digo súper, educados y correctos a la vista de la comunidad. 
Y, pasan los años, y descubrimos que este "ideal" dista de la realidad y, familias con éstas características están prácticamente extinguidas. 

Si nos agarramos a ese ideal y a esos cánones de perfección, es muy probable que pensemos que nuestras propias familias distan de ellos en mayor o menos medida, pero no te preocupes, porque lo importante es que tu familia sea perfecta a tu percepción y a la manera en que tu te sientes dentro de ella.

En este artículo quiero romper con ese ideal de familia para centrarnos en lo realmente nos importa : ser felices. 

 

Si alguna vez escuchas decir que una familia está DES-ESTRUCTURADA es posible que pienses en algo así como que no sigue lo que la sociedad considera "correcto" y "normalizado". Pero a título personal quizá el que una familia esté "des-estructurada" es lo mejor que te haya podido pasar. 

¿Crees que hay que aguantar a una pareja porque dicen que sino los hijos sufren? 

Pues necesito felicitar a las familias que han conseguido romper con los alambres de espinos y candados que les obligaba a mantenerse unidas. Y, me refiero a aquellas familias que son capaces de poner freno a los abusos, injusticias y ambientes negativos en sus hogares. Las que rompen con la hipocresía de hacer ver a sus vecinos que son la familia ideal, cuando de puertas para adentro, su casa es un infierno. 
Aquellas familias que aguantan, aguantan, y aguantan ...hasta que petan y nadie entiende de dónde vienen los golpes,... En serio, ¿Por qué tanto aguante? Hace falta valor y claridad mental suficiente como para darle una patada y romper con esa manera de vivir, pero de alguna manera u otra, hay que hacerlo. 
Y ya no hablamos de nuestras relaciones con la familia extensa, (abuelos, suegros, tíos, sobrinos,..) y su "¿Qué dirán?"

Pero es que, hasta las familias de apariencia "ideal" tienen problemas de relaciones. No todas las familias se juntan, ni existe intención de juntarse, por influencias negativas o por desavenencias, o porque aquél sobrino es un impresentable a tu parecer,...no hay respeto, ni ilusión,...¿Hace falta castigar tu salud psíquica? ¿necesitas alimentarte de esas influencias negativas?

 TIPOS DE FAMILIA CON DIFICULTADES EN SU ESTRUCTURA 


Cuando una familia presenta dificultades en su estructura las suelen clasificar de esta forma: 



 




¿ COMO AFECTA A LOS NIÑOS ?

La cantidad de situaciones variadas en las que puede vivir un niño es muy amplia. Piensa que no solamente su conducta determinará su personalidad , sino también la calidad de la vivienda, las condiciones, ... Como educadora he aprendido que las características personales de los niños y los jóvenes vienen dadas (aunque no solamente) por la dinámica de sus propios círculos familiares que condicionan sus actitudes y comportamientos. Por tanto, la familia es uno de los factores principales que influye en la conflictividad de los menores dentro de la sociedad. 


Si o si, la familia, para ser familia, está obligada a proporcionar las condiciones optimas para el desarrollo de la personalidad de sus hijos, debe, entre otras funciones, saber educar en habilidades sociales. 
Y aquí no importa ni la clase social, ni dónde has nacido, ... ten claro que continuamente estás poniendo ante la mirada de tus hijos unos modelos de conducta que incuestionablemente van a ser imitados. 
Si tienes un problema familiar, lo vas a ver reflejado en tus hijos. Cuida tu salud y la de los tuyos. 

ELEMENTOS CLAVE  PARA CUIDAR DE LA FAMILIA

1. Crear una relación sana basada en la confianza, respeto y comunicación.
2. Es importante que cada miembro familiar se sienta escuchado y comprendido.
3. Fomenta la comunicación. Habla con tus hijos y tu pareja sobre cómo les ha ido el día, qué necesitan y qué les preocupa,...
4. Comparte momentos con tus hijos, es muy bueno dedicarles un ratito cada día con actitud positiva.
5. A la hora de comer y cenar, compartir mesa y tiempo de unión. Compartir los alimentos, poner la mesa, recoger los platos,...participar de este momento, genera un gran vínculo dentro de la familia. 
6. Expresar ideas y opiniones debe ser un derecho para todos, sin olvidar que el respeto debe prevalecer. No es necesario compartir todas las inquietudes de la familia con tus hijos, pero planificar unas vacaciones juntos, es muy bonito. 
7. Los sentimientos expresados deben ser escuchados, no ignorados ni ridiculizados. 
8. Programar actividades para hacer en familia o en grupo. Simple como dar un paseo, ir a la playa, tarde de cine en el sofá, cocinar entre todos, un juego de mesa,..., estos son los momentos que nos aportan fuerzas para superar las desavenencias. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario