Ir al contenido principal

El camino hacia la inteligencia emocional


"Diez semanas para lograr una familia ideal", "7 tips para que tus hijos sean divinos", "cómo ser una súper madre genial",... Todos estos títulos tienen muy buena pinta cuanto te los presentan así y te chifla leerlos, y más cuando son expertos los que hablan de ello. 
Pero después, lo intentas poner en práctica y, te das cuenta que no todo es tan fácil como te han descrito que sería. 

Parece que hagas algo mal, pero después de lo que te voy a explicar, te darás cuenta que tus esfuerzos, tarde o temprano, darán sus frutos. 

La educación requiere pasar por muchas etapas, muchos momentos gratificantes, otros un tanto desafiantes y que ponen al límite tus capacidades. Así que paciencia. 


La suma de todo cuanto hacemos en el día a día, desde que nacen nuestros hijos y en cada etapa de su desarrollo, va a determinar la existencia de un equilibrio en nuestras relaciones con ellos. Si te esfuerzas para lograr ese equilibrio, lo tendrás más fácil para trabajar todos los consejos que los profesionales puedan facilitarte. 

En cada proceso será muy importante tener el cuenta: 

1. Los sentimientos
2. Las emociones controladas (Ira, rabia,..)
3. Reducir los actos impulsivos y primitivos fruto de las emociones incontroladas.

El que un niño viva con tensión en su propia casa facilita que pierda el control de sus emociones, tanto en su propia casa como en el colegio, en las actividades extraescolares, con sus amigos y, después al entrar en la etapa adulta, en el trabajo. Así que ante todo, vamos a trabajar las 
emociones que le den aptitudes para crecer en un entorno positivo, educativo y rico en oportunidades. Es decir, emocionalmente inteligente. 

Teniendo claro que las emociones, los pensamientos y las acciones están vinculadas, debemos buscar estrategias que nos ayuden a forjar la educación que queremos conseguir en nuestros hijos y lograr mejoras en nuestro hogar. 

Me parecen fabulosos todos los esfuerzos que, como padres y madres, hacemos para criar a nuestros hijos, así que teniendo claros los principios y los objetivos que nos proponemos para conseguirlo, no podemos tirar la toalla y, si alguna estrategia no nos funciona, debemos intentar cosas nuevas y hacer que funcionen para cada uno de nosotros.

Dedicando esfuerzo y constancia a la educación de nuestros hijos, conseguiremos transformar nuestros hogares. 

Autor: Verònica Morote

Entradas populares de este blog

Estructura de la Constitución Española de 1978. Esquema

  También te puede interesar... La Constitución Española. Estructura, principios y contenido

Educar en Buenos Modales

Entre todas las tendencias, la que nunca debería pasarse de moda es la de utilizar los buenos modales ¿Estás de acuerdo conmigo?  Una persona puede sentirse muy afortunada si posee esa conducta porque le va a condicionar en el tipo de relaciones que establezca con los demás.  Entrar a un sitio, decir "hola" y que nadie te conteste puede resultarte familiar e incluso demasiado habitual, o que estés hablando con alguien y se ponga a mirar el móvil, ... se me ocurren muchos ejemplos en los que los buenos modales quedan ausentes.  En éste artículo quiero analizar cuáles son las acciones que consideramos como buenos modales, a qué nos referimos cuando hablamos de la cortesía y la amabilidad. Y, con un poco de suerte, podremos ponerlas de moda.  Siempre vas a quedar bien con los demás si utilizas los buenos modales, si te expresas con elegancia... y además sabes que es mucho más fácil hablar con personas de carácter cortés y amable, te sientes más cómodo y percibes a esa persona de

Dinámica: Responder a una acusación

El objetivo de ésta dinámica es el de regular nuestras emociones a partir del lanzamiento de una acusación. La propuesta es hacerlo en un grupo de mínimo 4 participantes y con capacidades suficientes como para poder reflexionar a nivel individual.  La actividad comienza con la lectura del siguiente texto:  " Va Pepe muy contento por el parque, cuando de repente ve a Rafa viniendo a su encuentro. Rafa tiene una mirada muy rara. Pepe se pregunta qué le estará pasando.  Se acercan y se saludan, pero inmediatamente Rafa empieza a gritar. Dice que Pepe le ha hecho quedar muy mal con los otros chicos del barrio y le acusa de ser mal amigo, de tener la culpa de todo lo que le pasa.  Entonces Pepe...."  La historia queda inacabada para poder desarrollar las actividades que la complementan.  Actividades relacionadas:  1. Deben reflexionar, de manera individual, cómo actuarían si se encontraran en la situación en la que Pepe está.  2. Compartir la respuesta y hacer dos grupos: los que