Traductor

El dilema de elegir colegio


Estamos en época de pre-inscripción escolar. Los padres y madres, cuyos hijos empiezan parvulario o guardería en septiembre, deben tomar la gran decisión de elegir aquél colegio que mejor se adapte a sus demandas y necesidades: proximidad, un buen proyecto educativo, docentes de referencia, una infraestructura idealizada, extra-escolares que ofrece, servicios complementarios como comedor y acogida, ... Muchos han podido visitarlos durante las jornadas de puertas abiertas en el mes de marzo, otras no han podido y se dejarán llevar por referencias de otros padres y madres. 

A ésta situación hay que añadirle que, en muchos casos, el inicio del cole representará la primera separación entre el niño y su entorno familiar. Así que, será muy importante prepararse emocionalmente. 

La separación provoca nervios, ansiedad, tanto a los padres como a los niños. A ésta ansiedad suma la angustia causada por una situación nueva y desconocida, sobretodo para los padres y madres primerizos. Por lo que la correcta elección del colegio será muy importante para sentirte un poco mejor. 

En el cole, el niño va a tener que utilizar sus propios recursos, todo lo aprendido en casa hasta ese momento. Descubrirá un nuevo espacio, un nuevo elemento del que será su sistema, en el que deberá compartir la atención del profesor o la profesora con otros niños. Tendrá que pedir por sí mismo, competir con sus compañeros, ... Así es! entrará a formar parte del mundo de las obligaciones. 

Septiembre marca el momento de iniciar éstas separaciones temporales, llenas de llantos y gritos de ansiedad porque papá y mamá se van y le dejan solo con tantos niños, tanto ruido, tanto ambiente desconocido,... Es curioso, pero es sorprendente lo poquito que dura ese llanto en cuanto papá y mamá se van y abren los ojos a una clase llena de colores, dibujos, música y juguetes, muchos juguetes !!

Es importante, muy importante, entender que ir al cole no es un castigo, sino algo positivo, necesario para el desarrollo del niño y muy enriquecedor para todos. Se inicia una etapa en la que se fijarán y reforzarán las primeras pautas de comportamiento social. El niño empieza a relacionarse con otros niños de su edad y con figuras de autoridad que no son las que está acostumbrado a ver en su entorno familiar. 
 
Te sorprenderá día a día con los aprendizajes que vaya adquiriendo, te tarareará (a su manera) las canciones que irán trabajando en el aula y morirás de amor al verle actuar en su primer festival de Navidad. 

Motivado por un montón de actividades nuevas (dibujo, manualidades, experimentos,..) el niño aprende a representar sus experiencias de manera creativa y a establecer relaciones entre los objetos.

Iniciará un proceso de experimentación desde todas las dimensiones de su vida, ya sea jugando, ya sea compartiendo espacio, ya sea adquiriendo conocimientos,...
Su única preocupación va a ser poder explorar con sus manos, pintar, amasar, oler, toquetear los alimentos, bailar, correr,....  

Si hablamos de proyectos educativos dentro de la escuela te recomiendo que pongas atención en aquellos que trabajen sobre los aspectos que para ti son importantes. Conocer los métodos que utilizan para llevar a cabo los aprendizajes, tanto académicos como de desarrollo personal.


Es importante conocer :

Si tienen en cuenta la individualidad de los niños/as y las características de cada grupo para determinar cuáles serán las actividades de aprendizaje, y los procedimientos necesarios en cada caso. 

¿Qué técnicas utilizan? : experimentación, manipulación, descubrimiento. ¿Son los niños los protagonistas de sus aprendizajes? 

Si trabajan sobre emociones, desarrollo de autonomía, cobertura de necesidades básicas,...

Qué criterios de evaluación utilizan, si son únicamente tendrán en cuenta los aprendizajes adquiridos o también el esfuerzo, hábitos y actitudes para cada momento del curso escolar. 

Los talleres, las actividades diarias y las unidades didácticas que van a trabajar durante el curso, y si son adecuadas a la edad y capacidades de los niños y niñas. 

Si se da importancia al entorno, a la naturaleza. Si se realizan salidas y actividades fuera de la escuela. 

Si el ambiente de las aulas transmiten seguridad, si tiene estímulos visuales, ... cómo se organizan las aulas, número de niños por aula. Observa los espacios, el material,..

También seria bueno conocer a algún profesor que trabaje en esa escuela, para que te explique y tengas una idea más clara de cómo trabajan en ese colegio. Así como los medios que utiliza la escuela para comunicarse con los padres, madres y tutores. 

Muchos colegios realizan periodos de adaptación con los niños y niñas que empiezan P3, por lo que organízate para adaptarte al horario que ellos te pongan. Puede que tenga que ir solo una hora durante tres días seguidos y después ya empezar horario normal. 

Servicios complementarios que te pueden ofrecer como acogida, comedor, y quien lo gestiona, si la propia AMPA o alguna empresa especializada. En caso de ser una empresa especializada, averigua cuál es su Plan educativo, cómo trabajan y si existen referencias de ellos. 

Espero que te sirva un poco de orientación si todavía no tienes claro el colegio que elegir para tus hijos. Ten presente que no existe un colegio ideal, existe el colegio que se ajuste lo mejor posible al tipo de educación que quieras dar a tus hijos. Así que, mucha suerte en tu elección !! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario