Traductor

Educar fuera de la escuela: ¿Tienes tiempo libre?


Todos nosotros vivimos en una sociedad expuesta a continuos cambios en todos los aspectos. El mercado laboral exige actualmente un reciclaje profesional continuo, los medios de comunicación y redes sociales acaparan la mayor parte de un tiempo libre y de ocio que aumenta con la disminución de las jornadas de trabajo, el aumento de la edad de jubilación y el retraso en la incorporación al mercado de trabajo. 



El concepto de tiempo libre pasa a ser considerado una buena oportunidad para elaborar planes de intervención educativa al margen de la educación reglada y no sólo como un tiempo pasivo, sino, sobretodo, de consumo y ocio. 

Los cambios de las estructuras sociales, la multiculturalidad y los flujos migratorios, el aumento del tiempo libre y de ocio, la revolución tecnológica y el deterioro del medio ambiente, determinan nuestras formas de vida y la de nuestras futuras generaciones. 

Según Christine Chevalier, "El ocio es un conjunto de ocupaciones a las que el individuo puede entregarse de manera completamente voluntaria tras haberse liberado de sus obligaciones profesionales, familiares y sociales, para descansar, para divertirse, y sentirse relajado para desarrollar su información o su formación desinteresada, o para participar voluntariamente en la vida social de su comunidad"

La educación fuera de la escuela y del ámbito formal, es pieza clave y fundamental para el desarrollo de la sociedad, por ello es muy importante dotar a los jóvenes de instrumentos que les ayuden a acceder a la vida adulta a través de su participación activa en la sociedad. 

Parques infantiles, ludotecas, campamentos, colonias, casal de jóvenes, centros de tiempo libre, "esplais", ..son espacios en los que existen ventajas para el trabajo preventivo con niños, niñas y jóvenes. 



En estos espacios, educadores sociales, monitores, directores de tiempo libre y animadores socioculturales, creamos una actitud libre y de desarrollo positivo en la educación de las personas. Buscamos la educación en valores a través de una metodología activa, comunitaria, participativa, sin olvidar que queremos pasarlo bien y disfrutar de cada momento de ocio. Las actitudes y comportamientos que se viven en el tiempo libre se traspasan a las demás situaciones de la vida, por lo que intentamos emplear este tiempo en actividades motivadoras y productivas. 

El tiempo libre es un espacio educativo complementario a la familia y a la escuela y tiene un papel muy importante, ya que se pueden trabajar aspectos sociales, culturales y físicos. De hecho dentro de la escuela o en la familia no se abarca de la misma forma. De ahí la importancia de profesionalizar el ocio y el tiempo libre, porque es una parte más de la educación y formación. 

En el momento que los niños y adolescentes realizan actividades de ocio en su tiempo libre con monitores, animadores y educadores, descubren un mundo nuevo. Ni son actividades con sus padres, ni con los profes del cole. Son personas adultas que interactúan con ellos de manera informal y que, además, aportan mucho valor a sus vidas. Disfrutan e integran un ocio alternativo al que conocen y practican. 


¿ En qué dedican tus hijos su tiempo libre?