Traductor

Dinámica Inteligencia Emocional: Saber decir NO

 


Muchas veces, no nos atrevemos a decir "NO". Muchas personas lo pasan muy mal cada vez que tienen que decirlo por miedo, por fallar a las demás personas, por comodidad,...

La necesidad de ser querido o queridas por las otras personas puede llevarnos a depender de ellas, lo que tiene una influencia muy negativa en nuestra autoestima. 

Con la dinámica que os presento, vamos a intentar entender el concepto de aceptarse, de amarse, de sentirse parte de un grupo, de aprender a decir NO y de darse cuenta del lado positivo de decir NO. 

Un poco más abajo tienes las fichas que te van a ayudar a dirigir la actividad con éxito. 

Es importante que empieces recordando las situaciones en las que te hubiera gustado decir "no" pero que no te atreviste. Intenta explicar esa situación lo más detallada posible. 

En segundo lugar, piensa las razones más importantes para decir que "no" en esa situación determinada. 

Después, reflexiona sobre las consecuencias de esa acción, entendiendo que tú eres la única persona responsable de tus actos. 

Esta dinámica la puedes utilizar con tus alumnos. En este caso, los puntos anteriores deberán hacerlo a modo de reflexión individual y después lo podréis poner en común. 







Dinámica Inteligencia Emocional: Soy capaz de decidir

 











Debemos decidir cómo superar nuestras dificultades y problemas. Algunas situaciones son más sencillas, pero otras no lo son tanto. En ese proceso de decisión, poco a poco sentiremos que estamos tomando el rumbo de nuestras vidas. Somos responsables de nuestra vida y nadie puede decidir por nosotros. 

La actividad de reflexión que os propongo pretende ayudarnos a dar los pasos para tomar decisiones adecuadas, y algo que es muy importante: darse cuenta de la importancia de decir firmemente "NO"

Te adjunto la ficha que te ayudará como guía para hacer ésta dinámica. La puedes hacer a nivel individual o grupal, eso lo decides tú, pero lo que sí te recomiendo es que no la alargues más de 40 minutos. 


Después del ejercicio, ¿ Qué has aprendido? 

Actividad de Inteligencia emocional: Tengo derecho a equivocarme

 











Tomar decisiones significa asumir algunos riesgos, porque debemos buscar el equilibrio entre la emoción y el pensamiento, pero aún así merece la pena. 

Aquí os regalo una actividad para trabajar la inteligencia emocional. 

Los objetivos que vamos a perseguir con esta actividad, serán los siguientes:

1. Dar los pasos para tomar las decisiones adecuadas

2. Darse cuenta de las consecuencias de cada decisión. 

Para llevarla a cabo, crearemos grupos de cinco participantes y haremos una lista con las situaciones en las que han tenido que tomar decisiones. Escribiremos después en la pizarra todas las situaciones elegidas por los grupos. 

Después, cada participante escribirá, de forma individual, la decisión que tomaría, el porqué, los factores que ha tenido en cuenta, qué decisiones tomarían otros en la misma situación, las consecuencias de sus decisiones, etc.

Finalmente, lo comentaremos entre todos y todas. 

Os recomiendo que no alarguéis ésta actividad más de 60 minutos. 

Puedes utilizar ésta ficha de trabajo que te puede ayudar. Espero que te sirva.