Ir al contenido principal

Actividad de Inteligencia emocional: Tengo derecho a equivocarme

 


Tomar decisiones significa asumir algunos riesgos, porque debemos buscar el equilibrio entre la emoción y el pensamiento, pero aún así merece la pena. 

Aquí os regalo una actividad para trabajar la inteligencia emocional. 

Los objetivos que vamos a perseguir con esta actividad, serán los siguientes:

1. Dar los pasos para tomar las decisiones adecuadas

2. Darse cuenta de las consecuencias de cada decisión. 

Para llevarla a cabo, crearemos grupos de cinco participantes y haremos una lista con las situaciones en las que han tenido que tomar decisiones. Escribiremos después en la pizarra todas las situaciones elegidas por los grupos. 

Después, cada participante escribirá, de forma individual, la decisión que tomaría, el porqué, los factores que ha tenido en cuenta, qué decisiones tomarían otros en la misma situación, las consecuencias de sus decisiones, etc.

Finalmente, lo comentaremos entre todos y todas. 

Os recomiendo que no alarguéis ésta actividad más de 60 minutos. 

Puedes utilizar ésta ficha de trabajo que te puede ayudar. Espero que te sirva. 





Entradas populares de este blog

Estructura de la Constitución Española de 1978. Esquema

  También te puede interesar... La Constitución Española. Estructura, principios y contenido

Educar en Buenos Modales

Entre todas las tendencias, la que nunca debería pasarse de moda es la de utilizar los buenos modales ¿Estás de acuerdo conmigo?  Una persona puede sentirse muy afortunada si posee esa conducta porque le va a condicionar en el tipo de relaciones que establezca con los demás.  Entrar a un sitio, decir "hola" y que nadie te conteste puede resultarte familiar e incluso demasiado habitual, o que estés hablando con alguien y se ponga a mirar el móvil, ... se me ocurren muchos ejemplos en los que los buenos modales quedan ausentes.  En éste artículo quiero analizar cuáles son las acciones que consideramos como buenos modales, a qué nos referimos cuando hablamos de la cortesía y la amabilidad. Y, con un poco de suerte, podremos ponerlas de moda.  Siempre vas a quedar bien con los demás si utilizas los buenos modales, si te expresas con elegancia... y además sabes que es mucho más fácil hablar con personas de carácter cortés y amable, te sientes más cómodo y percibes a esa persona de

Dinámica: Responder a una acusación

El objetivo de ésta dinámica es el de regular nuestras emociones a partir del lanzamiento de una acusación. La propuesta es hacerlo en un grupo de mínimo 4 participantes y con capacidades suficientes como para poder reflexionar a nivel individual.  La actividad comienza con la lectura del siguiente texto:  " Va Pepe muy contento por el parque, cuando de repente ve a Rafa viniendo a su encuentro. Rafa tiene una mirada muy rara. Pepe se pregunta qué le estará pasando.  Se acercan y se saludan, pero inmediatamente Rafa empieza a gritar. Dice que Pepe le ha hecho quedar muy mal con los otros chicos del barrio y le acusa de ser mal amigo, de tener la culpa de todo lo que le pasa.  Entonces Pepe...."  La historia queda inacabada para poder desarrollar las actividades que la complementan.  Actividades relacionadas:  1. Deben reflexionar, de manera individual, cómo actuarían si se encontraran en la situación en la que Pepe está.  2. Compartir la respuesta y hacer dos grupos: los que